TODOS JUNTOS A ORAR CON DIOS.

TODOS JUNTOS A ORAR CON DIOS.
¿Que actitud tiene el docente ante la inclusión educativa de estudiantes con NEE o Discapacidad?

      Actualmente, el termino educación inclusiva ha adquirido un énfasis especial durante los últimos años en el contexto educativo venezolano. Esta nueva perspectiva educativa, que prevalece en las nuevas políticas en la actualidad, plantea una educación para todos, bajo el lema del respeto a la diversidad, donde se brinda oportunidades, recursos y apoyo especializado que satisfagan las necesidades educativas presentes en las aulas, dejando atrás la educación segregada
 Sin embargo, el término sigue siendo confuso y mientras para algunos está relacionado especialmente con el trato o atención que se brinda a los estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE), dentro del marco del sistema educativo, (UNESCO, 2005) lo plantea de manera más amplia como una reforma que acoge y apoya la diversidad entre todos los alumnos.
Es decir, se trata de contribuir a eliminar la exclusión social y reflexionar sobre cómo transformar los sistemas educativos a fin de que se conviertan en espacios libres de barreras, espacios educativos que permitan a todo el alumnado, educarse y desarrollarse como individuo. En pocas palabras, entender que más que deber, es un derecho que tiene esta población a ser educados.
 Es por esto, que la atención educativa de los educandos con necesidades educativas especiales en el seno de la educación regular, es esencial, y nuestro desafío como formadores es garantizarla dándole la oportunidad de desarrollar plenamente  sus capacidades y posibilidades.
En este sentido, se hace necesario la participación y compromiso de todos los actores involucrados en la formación y atención educativa integral del educando con necesidades educativas especiales, de manera tal, que los esfuerzos de los integrantes de los diferentes organismos del sistema educativo y de los sectores de la sociedad, se dirijan hacia el logro de una acción cooperativa y co-responsable y de una articulación política, programática y operativa realmente efectiva, que conlleven a crear condiciones que favorezcan el ingreso, permanencia y prosecución, de la población con y sin necesidades educativas especiales, a través de los diferentes niveles  del sistema educativo venezolano.
Y como parte de este cambio social, se encuentra inmerso el docente como mediador de métodos y herramientas, que permite a los estudiantes enfrentarse a los problemas, pero sobre todo como agente de cambio, rol que dependiendo de la actitud profesional y humana permitirá garantizar el desarrollo integral de los educandos, así como fomentar la equidad social entre los mismos.
Sin embargo, si bien es cierto que existe fundamentación legal, así como una serie de recomendaciones para el éxito de la educación inclusiva y se ha observado de parte del docente las mejores intenciones, aun existen barreras para el aprendizaje y la participación Booth y Ainscow (2002), que se convierten en factores que obstaculizan el pleno acceso a la educación y a las oportunidades de niños niñas y jóvenes. Entre estos factores, se pueden nombrar la actitud (docente, familiar, comunitaria, amigos), desconocimiento sobre la discapacidad, comunicación y las practicas metodológicas.
De allí que las actitudes docentes acerca de la inclusión educativa, entendidas como el conjunto de percepciones, creencias, sentimientos y formas de actuar, impactan la disposición hacia la inclusión de personas con NEE. Una actitud positiva hacia prácticas inclusivas va a favorecer dicho proceso. En tanto una actitud negativa minimizará las oportunidades de aprendizaje y participación de estudiantes con NEE.

Desde esta perspectiva, se aspira del docente actualización y crecimiento profesional; una sólida formación personal, de vocación y de servicio, y un sentimiento positivo e incondicional hacia el educando, que lo lleve a aceptarlo tal cual es, con sus potencialidades y limitaciones, donde se destaque el respeto al niño sin discriminaciones de ningún tipo, cualidades y actitudes profesionales indispensables para combinar con éxito el proceso enseñanza aprendizaje.
Raiza Fajardo.
    Docente de Educación especial.
la inclusión escolar mas que un deber, es un derecho!!!


Publicar un comentario

Entradas populares